Esterilizaciones


Espacios 100% libres de virus, bacterias, alérgenos y todo tipo de patógenos.

El objetivo principal de la esterilización es la destrucción TOTAL de toda vida microbiana presente en un espacio determinado. Esto lo logramos a través de la integración y de diferentes tecnologías como el ozono, vapor saturado y radiación ultravioleta, reconocidas por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud como los desinfectantes más potentes que existen teniendo en cuenta en su aplicación factores como CTs, pH, temperaturas, superficies y metros cúbicos.


Aplicaciones:

Espacios con alto riesgo de contagio biológico y/o alto flujo de personal como clínicas, bancos, universidades, aeropuertos, plantas y oficinas entre otros.

Diferencias con otros métodos:

Las termonebulizaciones, aspersiones o fumigaciones, son procedimientos de desinfección para reducir la carga microbiana de un lugar hasta en un 70%. Estudios de la Universidad de Hong Kong demuestran que los virus y bacterias en general muestran una gran resistencia a los químicos y métodos convencionales gracias a su constante evolución.

Ozono (O3):

Por su parte, el ozono en gas producido por efecto corona, puede llegar a todos los rincones y superficies, sin excepciones, de un área determinada. Al ser altamente oxidante abre la membrana vírica que recubre a los virus y bacterias inactivando su capacidad infecciosa y suficiente para lograr su destrucción total.

Ultravioleta (UV):

Los microorganismos en general absorben la radiación de la luz ultravioleta y mueren como consecuencia del daño a los ácidos nucleicos (ADN y ARN).

Higienización de HOGARES, EMPRESAS y PROYECTOS